El Código La Voraz “chantillí”

Manuel Fernando López

Años atrás —¡uufff!—cuando debido a nuestra inopia galopante de chamacos, los cines idearon los famosos “matinees” sabatinos, antes de pasar la película en turno, exhibían en comercial, a la postre un “clásico” famoso en su género.Tratábase de una niña pecosa –blanca por supuesto—con largas trenzas y, a la cual una persona a la cual solo se le ven las manos, le ofrece un pan con mantequilla, ésta, muy modosita, niega con la cabeza que no la quiere.
Obviamente era con el afán de promocionar dicho producto y, la niña en mención seguía renuente a aceptarlo, hasta que al fin, de un mordisco –“tarascada” diríamos en Sonora—devora el pan y, poco faltó para tragarse la mano del ofrecedor.
¿A qué viene la reminescencia anterior?
Es muy fácil: la niña en mención, no es más que María Dolores del Río Sánchez, una voraz depredadora –de presupuestos sobre todo y, de todo lo que huela a poder y a dinero—desde que por azares diversos llegó a la alcaldía de Hermosillo.
Se ha convertido en toda una depredadora; tanto que el Movimiento Ciudadano lo convirtió en empresa familiar, donde ha incrustado sin el menor asomo de pudor a sus familiares, sobre todo a su hijo; luego se asustan de Elba Ester Gordillo.
Bueno, resulta que esta trapecista –María Dolores, no Elba Ester, que es la experta en tales lides—ante el desplazamiento de Ricardo Bours Castelo para buscar gobernar Sonora por el MC, inmediatamente buscó la liana de Morena, sobre todo las promociones del “cascajo” por parte de Alfonso Durazo Montaño y, aquella modosita “niña chantillí”, está comiéndose al partido, desplazando a gente en verdad valiosa.
Es tanta la hipocresía entre María Dolores y Ricardo Bours, que varios personajes que le sirvieron a la primera en su gobierno, ahora trabajan para el empresario.
Una de las primeras víctimas de esta devoradora, es sin duda, el Partido del Trabajo y en consecuencia su dirigente en Sonora, Ramón Flores Muñoz, quien a estas alturas y obviamente con el visto bueno de Ana Gabriela Guevara, están pensando en irse por “la libre” en busca de diversos puestos de elección popular.
Ya le dicen “la jefa” en Morena, ella manda y, Durazo debe cuidarse de esta creación de Hamlet.Están “hasta las madres” de ella.

¡Alea jacta est!.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.