“Las ratas abandonan el barco…”

El Código
Manuel Fernando López

Si algo bueno —lo único– ha tenido Morena en el país fue desnudar a los seres humanos en forma descarnada; en especial a los políticos quienes so pretexto de que sus respectivos partidos no tomaron en cuenta sus “enormes” atributos para ser tomados en cuenta para determinados puestos de elección popular, renuncian y voltean hacia donde puedan seguir mamando de la generosa teta presupuestal.
Abundan los casos y, hace unas horas un ejemplar de esta clase; Carlos Ernesto “el bebo” Zatarain González anunció con bombo y platillo su renuncia al PRI, porque éste no lo tomó en cuenta para seguirse “sacrificando” por la gente, “por los más necesitados”.
Nomás faltó una que otra lágrima en la patética rueda de prensa para anunciar tan “lamentable” pérdida en las huestes priístas.
Otro que se cree “merecedor de todo y, dador de nada”, como tanto chapulín buscando en forma desesperada “no vivir en el error”: a este ex futbolista, la generosidad de su anterior partido ha sido proverbial: desde diputado local, dirigente del PRI municipal en su natal Guaymas, luego alcalde de dicho puerto, diputado federal y, hasta hace poco un alto puesto en el gobierno federal, mismo que según “el bebo”, abandonó por la promesa de su partido de hacerlo diputado por el IV distrito federal.
Muchos son los favores dispensados por el PRI para quien hoy como las ratas abandona el barco y, en breve no dudemos anunciará que “vio la luz” y, se une desde ya al proyecto del orate mayor, AMLO.
Lo dicho comendador: “merecedores de todo, dadores de nada…”.
¡Alea jacta est!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.