El Código Alto al y, a los hampones.

Manuel Fernando López

No es broma: Alfonso Canán Castaños, se ha ido a la yugular de varios bandidos; la mayor parte, escudados en la nobleza de este oficio que es el periodismo para depredar, denostar y lastimar a la sociedad; sobre todo lucrar para hinchar sus bolsillos.


Per se, abundan los improvisados, los advenedizos, los que de la noche a la mañana, se sintieron “periodistas” y, desde esta trinchera han vivido a expensas del engaño: la mayoría –y los sostengo—no soportan un examen elemental de redacción, menos aún de cultura; rufianes, hampones pues.
Un ejemplar de lo anterior, quien desde hace tiempo debería estar tras las rejas –¡pobres reos!—es sin lugar a dudas, Humberto Rendón Peñúñuri, un delincuente en toda la extensión de la palabra y, al cual hace poco le incendiaron su carro como advertencia de que está metiéndose en “camisa de once varas”; en otras palabras, el tipo no se dedica a repartir “La Atalaya” o revista similar.
La demanda de Alfonso Canán, no solo va dirigida contra este sujeto; va también contra Ariel Noé Amparano Figueroa, “quien dice ser trailero y ex agente de la Policía Judicial Federal y, se autonombra periodista”, reza textual la demanda interpuesta ante el ministerio público federal de la Unidad de Atención Inmediata de la Fiscalía General de la República con base en Ciudad Obregón.
Bien fundamentada la misma , incluso con argumentos basados en medicina, sicología , sociología y filosofía, amén de otras ramas del saber y, sobre todo por “La dignidad de la persona”, el representante de la Asociación de Libre Tránsito por Sonora”, Alfonso Canán, finca su demanda en “delincuencia organizada, violación a la Ley General para Prevenir y Sancionar el delito de secuestro, apología de un delito y lo que resulte”.
Alfonso ha cumplido como ciudadano; ahora es labor de la autoridad federal, parar en seco a estos hampones y, restituir al periodismo su grandeza pisoteada por estas sabandijas.

¡Alea jacta est!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.