El Código Rendón, hampón del periodismo

Manuel Fernando López

Desde siempre en este oficio –¿o profesión?—han existido referentes obligados en el quehacer como sinónimos de excelsitud, peo sobre todo de valentía ante el poder de los tiranos; abundan testimonios de periodistas asesinados por lo mismo y, por llevar hasta el sacrificio aquello de “la palabra libera o esclaviza” : prefirieron la libertad a la esclavitud.
Ejemplos abundan al respecto, pero no voy a gastar saliva en acémilas o como dicen las escrituras, “no tires perlas al hocico de los cerdos…”.
Menos con un hampón que se incrustó en el periodismo para extorsionar, medrar, estafar y, demás “lindezas” como es Ramiro Humberto Rendón Peñúñuri.
Amén de lo anterior, este tipo no solo es traidor al periodismo –no soporta un examen de redacción, ya no de conocimiento elemental – sino a luchadores sociales para ponerlos en la “picota”; así de fácil.
Así lo hizo contra Alfonso Canán Castaños, cuando éste, encabezó y sigue haciéndolo, la lucha por eliminar el brutal saqueo contra los ciudadanos en las casetas de cobro.
Se infiltró – Ramiro Rendón—en este movimiento –no fue gratis, ¡claro!—y, desde ahí, proporcionó nombres, direcciones de sus “compañeros” de lucha, a la entonces PGR al mando en Sonora de Darío Figueroa Navarro, culminando con la detención y encarcelamiento por un año de Alfonso Canán a quien la justicia federal dejó en libertad plena por ejercer su derecho ciudadano.
Van otras “leperadas “ de este depredador: sin rubor alguno –los bandidos no lo tienen—plagió el nombre de dos movimientos: “Cristianos por Sonora, convirtiéndose en pastor evangélico, estafando a muchas congregaciones, ante lo cual el consejo pastoral se desligó de este hampón y, denunciar públicamente sus fraudes –hay documentos—ante la sociedad.
Hay más: aprovechando el encarcelamiento de Alfonso Canán, usufructó el nombre de “Pueblo Unido por Sonora “, creación original de Vianey Vega y Manuel Alegría , activistas del “Libre tránsito por Sonora”, para hacer lo que tanto le gusta: extorsionar.
Aún cuando el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, recuperó para sus dueños este nombre; este delincuente sigue esquilmando con dicho membrete.
Es un “hacker” cibernético que maneja varias páginas y perfiles falsos en Facebook y twitter, como son Malas Noticias y Noticias de Sonora, además de otros donde plasma toda su degradación moral y ética.

¡Alea jacta est!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.