Al Gobierno del estado «Se le está haciendo bolas el engrudo»

Que pasa con los 520 millones para atender la contingencia en Sonora.

Carlos Armando Briones Armenta

Según esta trama si no perversa o producto de la ambición desmedida comenzó, cuando supuestamente los legisladores del PRIAN presumían de que chamaquearon a los de Morena en la aprobación de la deuda de los 1300 millones para el ejercicio 2020, sin embargo al parecer no fue así, incluso hay secuelas.

Y es que el procedimiento respecto a la aprobación de la deuda fue tan irregular, que al parecer el banco no ha soltado esos 1300 millones por existir una controversia de inconstitucionalidad promovida por la fracción de Morena. ( Hay registro de la sesión de pleno). La causa es que no hubo votación nominal para su aprobación como lo requiere una reforma de tal magnitud, asunto que se tendrá que dirimir en los tribunales federales, los cuales se encuentran pa acabalar cerrados por la pandemia.

De antemano sabemos que las instituciones financieras son muy meticulosas y minuciosos en revisar la situación legal antes de realizar algún préstamo, más aun cuando se trata de una fuerte cantidad a una entidad federativa peor aun cuando si hay un litigio. ¿Está detenido o no ese préstamo?… Porque nadie informa…Ni el ejecutivo, ni el legislativo.

Indicios

Al parecer sí esta detenido… porque incluso antes de su “aprobación” El Gobierno del Estado argumentó que ese dinero (los 1300 millones) sería una parte para culminar la obra del nuevo Hospital General, paradójicamente actualmente dicha obra está prácticamente detenida en los momentos que más se necesita y a pesar de contar con el apoyo de la federación.

En esa realidad, el Dip. Gildardo Real a nombre de la fracción del PAN, presentó con bombo y platillo una iniciativa para redireccionar 520 millones como una inyección de apoyo al gobierno estatal para contrarrestar la contingencia, los cuales se canalizarían para la salud y reactivar a la economía de las pequeñas empresas, dicha iniciativa fue aprobada por la mayoría de los legisladores en el Congreso de Sonora, los cuales se obtendrían supuestamente del préstamo de los 1300 millones. Incluso el Diputado Gildardo Real aprovechó la recta para desacreditar a la mayoría de los legisladores de Morena que votaron en contra de su iniciativa, acusándolos de insensibles y de no importarles la salud de los sonorenses. Ahora que anda perdido ese dinero. El legislador panista está más que obligado a dar una explicación ¿De qué partida sacaron ese dinero y sí el banco tiene o no detenido ese crédito. Y por supuesto ¿Dónde están los 520 millones? Porque no aparecen.

Otros que han guardado silencio es el propio Secretario de Salud, Enrique Claussen quien curiosamente se contagió de covid-19 hace un par de días y no aparece..

Otros funcionarios estatales en las recientes comparecencias en el Congreso de Sonora respecto al tema del Covid-19, han expresado que no cuentan con recursos adicionales para atender la crisis provocada por la pandemia, entre ellos Jorge Vidal Ahumada Secretario de Economía, quien afirmó no contar con un plan de reactivación económica a pesar de que la gobernadora del estado Claudia Pavlovich un día anterior lo anunció, y además desconocer donde están esos 520 millones de pesos a pesar de estar aprobados.

Otra obra que pudiera salir afectada por ese posible, desvió de recursos o presuntos malos manejos es el acuaférico que actualmente promueve el Ayuntamiento de Hermosillo y los legisladores de Morena para su financiamiento. Tal vez por ello los legisladores del PRI ayudados por sus partidos satélites, usan el viejo argumento del pleito del agua entre el Norte y el Sur a sabiendas que detrás de su voto en contra, es esconder posibles malos manejos por parte de algún funcionario del Gobierno del Estado.

Sin embargo lo más cruel y lamentable de comprobarse malos manejos de los recursos, es jugar con la salud y la economía de los sonorenses, en donde vemos un gobierno estatal insensible, más preocupado en cuidar su bolsillo y su imagen que el bienestar de la población en tiempos de una pandemia cruel que no tiene piedad.

Esperemos que el Secretario de Hacienda Estatal, Raúl Navarro Gallegos comparezca pronto y aclare la situación con los pelos en la burra, tanto de los 520 millones para atacar la pandemia, y si los 1300 millones que pidieron de deuda ya se los entregó el banco a pesar de existir un litigio… porque al parecer…»Se le está haciendo bolas el engrudo».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.