PAVLOVICH – PADRÉS REFUERZAN SUS LAZOS FAMILIARES PERO LOS SONORENSES CONTINUAN EN EL OLVIDO

Carlos Armando Briones Armando

En la reciente boda celebrada en la catedral de Hermosillo donde Jaime Alán Padrés Dagnino y Ericka Esqueda Pavlovich se unieron en matrimonio; la cobertura informativa se enfocó en resaltar los lujos como critica. Sin embargo eso no es de sorprender, sabemos que el ex gobernador cuenta con recursos sobrados producto de 6 años de bonanza que le aseguran actualmente la tranquilidad de varias generaciones a pesar de haber estado un par de años en el tambo. Podríamos decir que fue la factura que al parecer pagó.


Otra aspecto destacado por parte de los medios informativos es el fallido decomiso por parte de la fiscalía anticorrupción el pasado 6 de mayo del 2016, de la hacienda denominada “Aquiles de San Pedro el Saucito” de su propiedad y que al parecer no tuvo efecto y es que allí se realizó la lujosa fiesta pos boda. Decomiso pues que es solo una muestra más de que la fiscalía anticorrupción nació muerta en sus facultades y operatividad jurídica y que ahora con esta boda al parecer se reafirma la simulación institucional respecto atacar los actos de corrupción del ex gobernador sonorense– los cuales le sirvieron más a la actual para señalarlos en tiempos electorales con fines de ganar la gubernatura.
Si bien es cierto que están en su legítimo derecho de casarse; el matrimonio también es una práctica común que la clase política sonorense usa tradicionalmente para proteger sus intereses o conservar sus privilegios ejemplos hay muchos.
Ahora con está boda vemos un Guillermo Padrés muy cercano en las decisiones de la Alcaldesa hermosillense Célida López Cárdenas a quien formó e impuso políticamente y qué través de ella podrían estar muy dispuestos a llegar no solo a mejores acuerdos con el gobierno estatal respecto a conservar privilegios o resolver asuntos legales si no a blindarse una vez que culmine este actual sexenio.
El asunto es que para el pueblo de Sonora continua siendo un mensaje no solo de burla, si no refleja el nivel de impunidad con la que operan estos grupos mismos que caen en el cinismo y que tiene como fin provocar una frustración social de que son intocables. Ahora vemos un Guillermo Padrés envalentonado fortalecido por el respaldo de sus aliados políticos como la alcaldesa hermosillense y ahora al parecer también se suma la propia gobernadora, pero no por el respaldo ciudadano, si no por esta clase política a quien favoreció durante su gobierno y que ahora lo premian vinculándolo aun más a la burguesía conservadora por supuestamente haber sido buen operador político.
Para los sonorenses paradójicamente vemos que sus problemas crecen o continúan sin resolver entre ellos el quebranto financiero del ISSSTESON y al parecer sin la voluntad política del gobierno estatal en querer solucionarlo, También vemos tristemente que Sonora a nivel nacional está en alerta roja en materia de seguridad pública ocupando el vergonzoso tercer lugar en fosas clandestinas producto de la guerra del crimen organizado sin oportunidades de empleo y con más jóvenes sumándose a la filas delictivas. Respecto al gobierno federal si bien es cierto que acaban de llegar no vemos un cambio sustancial, por que las cargas del Infonavit y Fonacot le propina al trabajador por sus créditos son ya insostenibles; y un IMSS similar a Isssteson con un pésimo servicio de salud y sin afiliar a más de 25 mil trabajadores. Esperemos que Andrés Manuel López Obrador ponga lupa al estado de Sonora por que al parecer las cosas siguen igual y para algunos peor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.