Venta de estadios a la federación no debe eximir de responsabilidad a quienes desfalcaron el ISSSTESON y demás dependencias.

La intención de la compra de los estadios Tomás Oroz Gaytán y Héctor Espino es que estos continúen siendo espacios públicos aunque en esta negociación pasarían a ser parte del gobierno de la nación y que en un futuro a ser propiedad  de los ayuntamientos de Hermosillo y Cajeme.

Carlos Armando Briones Armenta


Hermosillo, Sonora a 04 de Mayo del 2019. Desde la postura del gobierno federal y el propio presidente de la república Andrés Manuel López Obrador, según lo expresa el comunicado emitido por el propio Gobierno del Estado de Sonora la negociación consistiría en comprarlos para apoyar el programa federal de implementar clínicas de las diferentes disciplinas deportivas y poder así fomentar la práctica del deporte y la sana convivencia entre los jóvenes mexicanos. Y en el caso del béisbol impulsar aun más el semillero de talentos para exportarlos a las grandes ligas en donde Sonora siempre se ha distinguido por la calidad de sus peloteros. Sin duda es buena noticia.

De concretarse tal acuerdo de alguna forma saldaría la demanda de los hermosillenses en conservar los espacios públicos cuidando conservar el entorno natural en vez de venderlos a la iniciativa  privada de forma que se evite pasen a manos de empresarios sin escrúpulos quienes tradicionalmente  acaparan los bienes públicos con el objetivo construir desarrollos comerciales como sucedió en Galerías Mall.

Al respecto es importante aclarar que es responsabilidad y compromiso del gobierno del estado hacia con los sonorenses, no solo mejorar los servicios de salud y terminar la presa “Pilares” con los recursos de la venta de dichos inmuebles, si no buscar una solución de fondo he integral al quebrando financiero en que se encuentra el ISSSTESON que se refleja en el mal servicio para los derechohabientes, desabasto de medicinas y falta de pagos incluso atrasados para los pensionados y jubilados. Esta negociación no debe confundirse como una solución de fondo, si no como un respiro o empujón del gobierno federal hacia las finanzas del estado, para que tome las medidas pertinentes  que le corresponden para poder así solucionar el problema de fondo el cual tiene años de rezago financiero.

Otro de los reclamos de los hermosillenses es que debe haber responsables con nombre y apellido del quebranto financiero sobre todo del ISSSTESON ya que de allí podrían rescatarse importantes recursos para solucionar el problema de salud en vez del erario público como siempre tradicionalmente  sucede. Ante ello es importante aclarar que esta negociación no contempla ningún carpetazo hacia los responsables que dejaron en banca rota las instituciones del salud en el estado principalmente el ISSSTESON. Por ello la fiscalía anticorrupción deberá continuar con los procesos legales  para fincar las responsabilidades correspondientes sin tomar dicha negociación como caso cerrado en los tribunales.

El buen gesto del presidente Andrés Manuel López Obrador sin duda habla de un borrón y cuenta nueva hacia con el gobierno priista de Claudia Pavlovich, el cual en Sonora está en abierta confrontación con Morena y sus legisladores. También es de reconocer la voluntad de la gobernadora en resolver el grave problema de salud y que para solucionarlo acuda al presidente de la nación. Esperemos que ahora si cumpla en solucionarlo de raíz sin afectar a los miles de trabajadores y ex trabajadores pertenecientes al estado y por consiguiente que ya no sea un pretexto o un acto de simulación la falta de recursos y la corrupción del sexenio anterior el no poder solucionarlo, eso estará por verse.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.