INGRESO INVOLUNTARIO PARA TRATAMIENTO DE SALUD MENTAL Y REHABILITACIÓN POR ADICCIONES: DIANA PLATT

Hermosillo, Sonora (26 de febrero de 2019).- Para tener la opción de que una persona con problemas de adicción o enfermedad mental pueda ingresar de manera involuntaria a una institución pública para tratarse o rehabilitarse, la Diputada Diana Platt Salazar presentó una iniciativa que fue turnada a la Comisión de Salud para su análisis y dictaminación.

La diputada de MORENA por el VI distrito, presentó ante el pleno un proyecto de decreto que reforma y adiciona diversas disposiciones a la Ley de Salud Mental y la Ley de Prevención, Tratamiento, Rehabilitación y Control de adicciones de Sonora, donde se busca homologar los criterios que existen a nivel federal para la atención de personas con padecimientos mentales, así como en el tratamiento, rehabilitación, control de adicciones.

“Cuando una persona se encuentra en estado de incapacidad transitoria o permanente derivada de un cuadro de intoxicación aguda, síndrome de abstinencia o complicaciones médicas y psiquiátricas que le impidan solicitar ayuda por sí mismo, se propone que un familiar, tutor o representante legal solicite atención de servicio médico, siempre que exista una indicación al respecto por parte del médico tratante”, comentó.

Posterior al ingreso involuntario, a la brevedad que lo permita el usuario, dijo Platt Salazar, será evaluado por un médico quien le informará su situación, para que en medida de lo posible continúe con el tratamiento internado, se modifique a ambulatorio o cambie su situación de ingreso involuntario a voluntario a través de otorgar su consentimiento.

Subrayó que el ingreso involuntario procederá sólo cuando sea solicitado por un familiar, tutor o representante legal, exista justificación médica, se realice una valoración que sustente y justifique la necesidad de atención, por ser un peligro grave o inmediato para sí mismo o terceras personas.

Platt Salazar subrayó que de presentarse el caso de que alguna persona acuda al Centro de salud con un grado severo de intoxicación o con síndrome de abstinencia o de supresión, y no se cuente con las instalaciones adecuadas para su tratamiento, se trasladará al paciente inmediatamente a servicios de atención médica en el Estado.

Al final la legisladora local solicitó al Pleno del Congreso del Estado atender de lleno este problema, dándole a las madres y padres de familia una opción para que sus hijos o seres queridos puedan rehabilitarse.

Deja un comentario